>

Casinos Online

Como elegir el mejor Casino Online - Top Ranking de Casinos Online
Como jugar en Casinos Online - Consejos para ganar en Casinos Online
Los Casinos Online mas prestigiosos de la red
Ruleta - Poker - Bingo - Blackjack - Tragaperras - Dados

Los Mejores Casinos Online
Ranking TOP 4 de los mejores casinos online - Elija el casino y haga click en la imágen para jugar

Sistema Variante Dalembert (parte II)

Filosofía práctica del sistema:

Los eventos de juego están basados en las series de elementos por considerarse que es en este factor donde se obtiene la mayor estabilidad de juego. Si bien los desplazamientos son inevitables, estos son enormemente inferiores a los obtenidos con otros factores bipolares (como podría serlo el juego a Rojo y Negro por elementos individuales, donde el diferencial puede alcanzar los cientos de giros a favor de uno u otro.)

APLICACIÓN TEÓRICA DEL SISTEMA DE JUEGO

Imaginemos por un momento que la ruleta fuera incapaz de dar series mayores de 2 elementos seguidos, pero que a su vez, ésta mantuviera su proporción matemática basada en probabilidades. Como este ejemplo, de cada 150 series, 100 pertenecerían al grupo de series de 1 (Elementos Individuales) y las 50 restantes al grupo de series de 2 elementos.

En esta serie ficticia se obtiene un parcial de 13 elementos individuales frente a 6 series de 2 elementos seguidos. Son 19 series en total:

RR N R N R N RR NN R N R N RR N R N R NN RR

Por tanto, y de ser cierto esto, sería muy fácil encontrar un sistema ganador: Bastaría con apostar en aquellos casos en los que el último elemento tiene la probabilidad de quedar como elemento individual.

Ejemplo:

RR N

En este caso, el elemento NEGRO queda como inicio de una serie de la cual desconocemos todavía cual será su desarrollo. No podemos determinar si volverá a salir Negro (con lo que obtendríamos una serie de 2) o si saldrá ROJO (con lo que este elemento quedaría a efectos de cálculo como Elemento Individual).

Pero ya que nosotros apostamos a que el inicio de serie queda como Elemento

Individual, en este ejemplo apostaríamos a ROJO, por ser la suerte (chance) que permite este juego. Supongamos que efectivamente, sale.

Quedaría así:

RR N R
+

De este juego obtendríamos nuestra primera ficha de ganancia.

El siguiente elemento con probabilidad de quedar como Elemento Individual es, como se adivina, el último ROJO que ha salido. Por tanto, ahora deberíamos apostar a NEGRO, quien rompería la secuencia.

Imaginemos que efectivamente, sale:

RR N R N
+ +

Con este sencillo sistema obtenemos nuestra segunda ficha de ganancia.

En un caso contrario:

RR N RR
+ –

Vuelve a salir ROJO, con lo que perdemos nuestra primera unidad. Recordemos que en nuestra estadística ficticia, el mayor número de elementos que pueden componer una serie es 2. Por tanto, en el siguiente giro está obligado a salir el color NEGRO.

RR N RR N
+ –

Volvemos a tener un nuevo elemento de inicio de serie del cual desconocemos su desarrollo. Nuestro sistema se basa en la apuesta a Elementos Individuales, por tanto, ahora deberíamos apostar a ROJO. Supongamos que sale:

RR N RR N R
+ – +

La apuesta obtiene éxito. El balance global para esta secuencia es de 3 eventos de juego de los cuales acertamos 2 y perdimos 1. Recordemos por un momento nuestra anterior probabilidad matemática. Dijimos que por cada serie de 2 elementos seguidos obtendríamos 2 Elementos Individuales. Por tanto, en una secuencia de 150 series, 100 corresponderían a EI (Elementos Individuales) y 50 a Series de 2. Cada EI paga +1. Cada Serie de 2 resta -1. El balance total obtendría para 150 series un parcial de +50 unidades.

Obviamente, ésta no es la realidad. En una secuencia de 128 giros la suma total de todas las series de 2 elementos y mayores (3, 4, 5 elementos seguidos etc.) será equivalente a la suma global de EI. Incluso es posible que determinadas secuencias obtengan resultados en los que la suma de Series mayores o iguales a 2 sea superior a la suma global de Elementos Individuales. Sin embargo, los posibles desplazamientos de perdida en este caso son realmente mínimos. Los equilibrios resultantes en un juego basado a series son de una precisión desconcertante y difícilmente pueden obtenerse mediante otros medios.

Recordemos la anterior tabla de probabilidad matemática para 128 elementos:

Saldrán aprox. para 128 giros:

32 series de 1 elemento R N
16 series de 2 elementos RR NN
8 series de 3 elementos RRR RRR
4 series de 4 elementos RRRR NNNN
2 series de 5 elementos RRRRR RRRRR
1 serie de 6 elementos o más.

Recordemos también que nuestro sistema toma como eventos positivos de acierto lo que denominamos EI (Elementos Individuales). Ahora bien, de acuerdo a la tabla matemática de probabilidad, sabemos que la suma global de todas las series iguales o mayores de 2 (IM2) será proporcionalmente equivalente al total de EI.

Esto significa que apoyándonos en éste sistema de juego obtendremos la misma cantidad de aciertos que de fallos. Un acierto por cada EI, y un fallo por cada serie igual o mayor a 2 elementos.

Un método de apuesta plana, por ello, no es indicado para este sistema de juego. En los desplazamientos positivos, es decir, en aquellos márgenes de tirada en los cuales se ha obtenido un mayor número de EI frente a series > o = de 2, tendríamos el beneficio correspondiente al diferencial entre eventos de juego (obtenido mediante la resta de series => 2 a los EI.) En su contrario, en aquellos supuestos en los que las series Iguales o Mayores de 2 (abreviado IM2) obtengan un parcial positivo, obtendríamos un margen de perdida igual a la resta de todas series de EI de las series IM2.

Continuará …

Tags: , , , , , , , ,

Deja tu comentario